Mi montaña rusa personal
allthingseurope:

Āraiši Village, Latvia (by gtall1)

allthingseurope:

Āraiši Village, Latvia (by gtall1)

Esos rezagos de amor van a derrumbar nuestros mundos.
crfashionbook:


GIFT GUIDE: SOO JOO
This holiday season we’ve asked all of our CR contributors which gift they’d most like to give or receive this holiday season. Today, Soo Joo shares where she finds gift giving inspiration and what she’s hoping to be indulged in
Read More

crfashionbook:

GIFT GUIDE: SOO JOO

This holiday season we’ve asked all of our CR contributors which gift they’d most like to give or receive this holiday season. Today, Soo Joo shares where she finds gift giving inspiration and what she’s hoping to be indulged in

Read More

No hay espacio en este mundo en donde no estés tú…

no está de más, hablar de vez en cuando no está de más ♪

En sí, la homosexualidad está tan limitada como la heterosexualidad: lo ideal sería ser capaz de amar a una mujer o a un hombre, a cualquier ser humano, sin sentir miedo, inhibición u obligación.
Simone de Beauvoir (via blackladydie)
TUS COMISURAS Y MIS MUROS

Hoy ví las comisuras de tus labios en un niño que miraba el chocolate entre mis manos, tiernamente… las comisuras de los labios que me vuelven loca hoy me dieron lástima que en lo más profundo de mi ser deseé esta noche ser desdichada, desaparecer…

Te busco lentamente entre los gestos de las personas, ya no estas desesperándome, ahora me culpas con cada mirar en personas extrañas. No te he de dar aquello que siempre fue fácil darte, no bajaré ningún muro que te ha de beneficiar, NUNCA.

poesiaespanol:

Nos volvimos locos;
un frenesí de ideas,pensamientos y sentimientos,
de emociones fuertes causadas por tus besos,
de corazones encontrados,
de amores adorados,
de caricias intercaladas, que marcan el ritmo de nuestro deseo,
de pesimistas aprendiendo a amar la vida de otro ser,
de mentes…

Estoy terriblemente solo. Te necesito, no puedo defenderme más contra tu ausencia y mi soledad.
Jaime Sabines (via poesiaespanol)

poesiaespanol:

Vuelves a renovarme el don perpetuo.
Otra vez eres ése
que me enseñó las señales del alba,
el que salvó una hormiga en el borde del vaso.

Vuelves para pedirme que reúna
la corte de los gatos,
que te ampare de aquel golpe en la nuca,
que te dé mi tristeza como un sorbo,
que te recorte…